12/09/2021 20:42:33
Argentina celebró este domingo elecciones primarias de cara a las legislativas de noviembre próximo, unos comicios que configuran el primer test electoral para el presidente Alberto Fernández y para su gestión de gobierno, marcada por la pandemia y una compleja situación económica.

Foto Nota
La jornada electoral transcurrió con normalidad, aunque con demoras en las mesas de votación debido a los protocolos sanitarios especiales por la pandemia de covid-19.

Los centros de votación cerraron a las 18.00 hora local (21.00 GMT), pero los ciudadanos que llegaron poco antes de esa hora pueden aguardar a las puertas hasta poder sufragar.

El Gobierno, responsable del escrutinio provisional, advirtió que la difusión de los primeros resultados recién podrían conocerse hacia las 23.00 hora local (2.00 GMT del lunes) debido a la complejidad de la votación, pero la oposición ha reclamado que no haya demoras.

Unos 34,3 millones de argentinos estaban convocados a acudir este domingo a las urnas para definir con su voto las listas de candidatos que quedarán habilitadas para competir en los comicios del 14 de noviembre, en los que se renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de las 72 bancas del Senado.

PRIMER EXAMEN ELECTORAL

«Es un día lindo porque, cada vez que en Argentina se vota, hacemos un poco más fuerte la democracia y para mí eso es muy importante», dijo el presidente Alberto Fernández tras emitir su voto en una universidad de la capital.

El mandatario, que en diciembre de 2019 accedió a la Casa Rosada tras vencer al conservador Mauricio Macri en los comicios generales de aquel año con el 48,2 % de los votos, llegó a este primer examen electoral para su Gobierno tras un año y medio de lidiar con una pandemia que ha dejado ya 113.402 muertos en Argentina y 5,2 millones de contagios y profundizó severamente la recesión en la que había entrado el país en 2018.

Fernández ha visto caer su imagen positiva desde el 61 % cuando irrumpió la pandemia, en marzo de 2020, a un 37 % en agosto último, cuando su imagen negativa tocó un máximo del 60 %, de acuerdo con un sondeo de las firmas D’Alessio Irol y Berensztein.

La campaña se ha visto sacudida por el escándalo de la difusión de fotos del festejo del cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yañez, en la residencia presidencial en julio de 2020, cuando regía una prohibición de hacer reuniones sociales decretada por el propio Fernández.

Por lo demás, la campaña ha estado polarizada entre el gobernante Frente de Todos y la alianza opositora Juntos por el Cambio, integrada, entre otros, por Macri.

Los dos espacios políticos han cruzado duras críticas pero con paupérrimo debate sobre los temas centrales de Argentina: alta inflación, pobreza creciente, problemas de empleo, desequilibrios macroeconómicos persistentes y fuerte endeudamiento.

De cara a noviembre, el oficialismo, que se ha presentado a estas primarias con listas de unidad en la mayoría de los distritos, busca mantener su mayoría en el Senado y consolidar su bloque en Diputados.

Juntos por el Cambio, por el contrario, ha optado por dirimir este domingo internas entre la Unión Cívica Radical y la macrista Propuesta Republicana -las principales fuerzas dentro del frente opositor- en varios distritos clave, aunque también con el objetivo final de ganar más bancas en noviembre y quedar mejor posicionado para las presidenciales de 2023.

«Este domingo es muy importante porque comienza a definirse en qué tipo de país y en qué modelo de sociedad vamos a vivir», comentó Macri tras votar en una escuela de Buenos Aires.

VOTO A VOTO

De cara a estas primarias, consultores políticos han advertido sobre dos factores que podrían influir en el resultado: un nivel de participación menor a elecciones pasadas y el alto porcentaje de indecisos detectado por las encuestas en las últimas semanas.

Además, los analistas -y también los políticos- han puesto especial atención al voto joven y su incidencia en fenómenos como la irrupción de los candidatos libertarios, cuyo mayor exponente es el economista Javier Milei.

Por lo demás, el resultado de la primaria se juega en cuatro distritos clave, los más poblados del país: las provincias de Buenos Aires (37 % del padrón nacional), Córdoba (8,69 %) y Santa Fe (8,06 %) y la capital argentina (7,43 %).

El escrutinio definitivo, a cargo de la Justicia electoral y con validez legal, se iniciará el martes próximo.