LA IMPORTANCIA DE UN AMORTIGUADOR

TRWAftermarket.com

Los amortiguadores son una parte importante de la suspensión de un vehículo. Están diseñados para suavizar el impulso de un impacto repentino y disipar energía cinética (movimiento). Todos los amortiguadores trabajan bajo el principio de convertir energía cinética en energía térmica (calor).

El PRO-ONE de Gabriel proporciona tres requisitos fundamentales del producto: seguridad, comodidad y longevidad.

Seguridad
Los amortiguadores, cuando están en buen estado, proporcionan una excelente retención en carretera al mantener el contacto entre las ruedas y la carretera.

Recuerde que su vehículo solo está sujeto a la carretera por las huellas de cuatro pequeños neumáticos.
Unos amortiguadores defectuosos pueden literalmente romper el contacto con la carretera, aumentar la distancia de barrido y afectar a la estabilidad de la dirección a alta velocidad.

Comodidad
En pocas palabras, los amortiguadores ayudan a amortiguar los vehículos en carreteras desiguales, lo cual conduce a un aumento de la calidad de la conducción y a una mayor comodidad. Sin ellos la conducción sería incómoda, puesto que la energía se almacena en los muelles y a continuación se libera directamente al vehículo.

Longevidad
Los amortiguadores son una componente clave de la suspensión de un vehículo. La gama PRO-ONE de Gabriel se desgasta poco y dura mucho. Como todos los componentes son interdependientes, es vital asegurarse de que TODOS trabajan eficientemente.

Unos amortiguadores deficientes pueden tener un efecto adverso sobre los componentes de la suspensión y los neumáticos, y pueden ser extremadamente peligrosos. Gabriel aconseja que los amortiguadores se comprueben regularmente y se cambien cada 50-60.000 millas. Cambiar los amortiguadores regularmente también evita un desgaste prematuro de otras piezas del vehículo, como los componentes de la suspensión y los neumáticos.

Por seguridad, la empresa está trabajando duro a nivel de la UE para que la industria incluya los amortiguadores como parte de la inspección anual para revisar el vehículo.