SEÑALES DE ALERTAS

Como conductor, que es bastante obvio cuando los cauchos (llantas) fallan, podemos escuchar el ruido producido por un espiche (pinchazo) o sentir dificultad al conducir, pero la mayoría de los conductores no siente cuando sus amortiguadores están dañados porque esto ocurre de manera gradual, lo que sucede es que vamos adaptando nuestra forma de conducir sin darnos cuenta que estamos compensando la falta de adherencia en las curvas, las frenadas más largas o los rebotes extras.

Los amortiguadores en mal estado reducen la capacidad de controlar nuestro vehículo, por esto, para la máxima seguridad, comodidad y control, Gabriel ® recomienda revise sus amortiguadores cada 20.000 kilómetros y los reemplace cada 80.000 kilómetros.


Los “Amortiguadores en mal estado pueden aumentar significativamente la distancia de frenado con un derrape de hasta casi 4 metros” más cuando se frena sobre los 70 Kph, y unos 7 metros más cuando se frena a 90 Kph. es por eso que hacemos tanto hincapié en la revisión periódica de su sistema de suspensión, y ahora debido al mal estado nuestras vías se hace mas aún más importante tener nuestros amortiguadores en perfecto estado

A continuación algunas de las señales de alerta que pueden indicar que sus amortiguadores están en muy mal estado. Si usted experimenta alguno de estos síntomas debe inspeccionarlos inmediatamente en un centro de servicio especializado en amortiguación.